La querella reclamó tres años en prisión y una reparación económica para el joven roquense culpable de golpear salvajemente a su novia e hijo. La fiscalía reclamó la misma cantidad de años, pero de ejecución condicional, con tratamiento psiquiátrico y de adicciones. La defensa propuso menos: 2 años. P

Comenta desde tu cuenta de Facebook