EATA OBRA PERMITIRÁ REGAR A PRODUCTORES DE LA MARGEN NORTE EN VALLE MEDIO

El brazo del río conocido como “el salado”, que desde hace varios años ha ido perdiendo vida, con el crecimiento de la vegetación en su cauce, está en agenda para que vuelva a tener caudal de agua, aunque no hay fecha cierta.

Así lo expresó el superintendente del DPA, ing. Fernando Curetti en declaraciones a la FM “Estación Choele”. El funcionario dijo que se ha reunido con los intendentes vallemedienses de las localidades sobre la ruta 22, quienes han mostrado preocupación por el escasísimo caudal del desprendimiento del brazo norte conocido como “el salado”.

Ese curso de agua nace cerca de Chimpay, y pasa por toda la zona productiva de Belisle y Darwin. Esta última localidad es la más afectada, ya que no solo no llega agua suficiente para el riego, sino que priva al único espacio recreativo que funge como balneario, donde las aguas están prácticamente estancadas.

Ya el año pasado habían solicitado que fuera incluido entre las obras del plan Castello, pero no lograron que eso sucediera.

Este miércoles, Curetti consultado por “Estación Choele” afirmó que está en agenda del gobierno provincial solucionar ese problema, aunque no tiene fecha aún de cuándo podrían comenzar las tareas, aventurando que –cuando se corte el riego- podrían avanzar con algunos trabajos.

El superintendente de DPA reflexionó que darle vida al “salado” es una tarea mucho más sencilla que lo que se hizo en el brazo sur en inmediaciones de Lamarque, Beltrán y Pomona. Así, dio a entender que con algunos trabajos de limpieza, ese curso de agua podría recuperar el caudal que necesitan los productores que toman el agua con bombas para regar, al igual que mejoraría el espacio del camping de Darwin.-

Comenta desde tu cuenta de Facebook