Graciela Monjes, vecina de Darwin, realizó reclamos ante el IPPV, luego de haber sido impugnada la adjudicación de su vivienda, por poseer ya un inmueble. La mujer asegura que no posee propiedades, ya que hizo un boleto de compraventas pero no pagó las cuotas pautadas. Desde el municipio aseguran que solo respondieron a un informe solicitado por el IPPV donde consta el boleto de compraventa.

Graciela Monjes es madre de 10 hijos, dos de las cuales –menores de edad- padecen discapacidad física. Lamenta la impugnación, pues es la solución que esperaban, ya que la vivienda en la que moran está muy deteriorada con paredes rajadas y sin gas, sufriendo las bajas temperaturas en invierno. «El propio municipio me extendió un certificado que indica que no tengo vivienda» (foto) señaló Monjes.

Las quejas que la mujer hizo públicas a través de las redes sociales, molestaron al gobierno municipal de Darwin, pues Monjes los responsabilizaba de haber sido ellos quienes habían impugnado la vivienda de IPPV que le había sido adjudicada por tener dos hijas con discapacidad en su familia.

El propio intendente Víctor Hugo Mansilla, en declaraciones a la FM “Estación Choele”, se mostró molesto pues la mujer no se acercó al municipio a consultar sobre el tema, optando por criticarlos desde su cuenta de Facebook. Mansilla asegura que desde el IPPV le solicitaron dos informes distintos, el último de ellos, para saber la situación respecto a que existía un boleto de compraventa por la casa ubicada en lo que fuera la colonia ferroviaria. “Respondimos a ese informe de acuerdo a la información oficial del caso. Y lo cierto es que existe un boleto de compraventa, igual al que ha hecho la mayoría de las familias que viven en las casas que fueran del ferrocarril. Pero nosotros no impugnamos a nadie” señaló el jefe comunal.

Por su parte Graciela Monjes, afirma que la casa no es suya, aunque si firmó un boleto de compraventa, pero pagó una chequera hace ya mucho tiempo y luego dejó de pagar por su delicada situación económica ya que su único ingreso es una pensión no graciable y la AUH, razón por la que no cree tener derecho sobre el inmueble que ocupa, ya que no existe ningún documento que garantice que ese inmueble le pertenece, máxime, cuando dejó de pagar y con ello, incurre en incumplimiento del compromiso asumido para hacerse de la vivienda.-

Comenta desde tu cuenta de Facebook