Silvia Zúñiga,  ex trabajadora municipal fue quien presentó la denuncia contra el intendente Sergio Hernández, acusándolo de abuso y maltrato laboral.

Según la denuncia que tramita en la justicia ordinaria, Silvia Zúñiga, afirma que –cuando aún trabajaba en la municipalidad- el intendente Sergio Hernández le tocó la cola. Asimismo asegura que fue víctima de hostigamiento en su trabajo de ese momento.

El rumor suena en las calles de Lamarque desde fines de enero. La versión callejera indicaba entonces que se estaba preparando una denuncia por abuso contra el intendente. Algunos suponían que podría tratarse de una chicana política para bajarlo al jefe comunal de la candidatura, pero finalmente la denuncia se formalizó en la comisaría de la mujer y la investigación avanza.

Desde el Ministerio Público Fiscal reconocieron que hay una investigación en curso, a partir de la denuncia radicada en la comisaría de la mujer de Choele Choel, donde Zúñiga expresó que el intendente le dio «chirlos» en la cola al menos en dos oportunidades.

Por su parte el jefe comunal afirma que nunca abusó sexualmente de la mujer. Paralelamente,  desde la fiscalía descentralizada de Choele Choel se dio intervención a la Oficina de Asistencia a la Víctima (OFAVI), ya que la mujer habría indicado que ni siquiera tiene abogado, porque no está en condiciones de pagarle.

Silvia Mabel Zúñiga trabajaba como coordinadora general de gobierno hasta el año pasado, que fue cuando ocurrieron, dentro del municipio, los hechos ahora denunciados.

Zúñiga relató que la primera vez, se dio en un momento el intendente de Lamarque pasó por el pasilló y le dio una cachetada en la cola, a la vista de otro empleado municipal que habría disimulado como que no vio el hecho.

En la segunda oportunidad en la que se habría dado la situación de abuso –siempre según los dichos de la denunciante- fue en el mes de septiembre, en el área de bromatología. Allí, la mujer dijo que se había apoyado en una ventana asomándose un poco hacia el otro lado, para hablar con alguien que se encontraba en el lugar, y nuevamente el intendente pasó y le dio un chirlo en la cola.-

Comenta desde tu cuenta de Facebook