En declaraciones a la FM «Estación Choele», el intendente de Lamarque negó las acusaciones en su contra y otras 8 personas, que fueran denunciadas en la comisaría de la mujer. Aclaró que la denuncia no es por abuso sexual, sino por persecución laboral, cosa que también evaluó como falsa. Paralelamente, según pudo saber este medio, el jefe comunal hizo una contra denuncia por daños y perjuicios, daños morales, calumnias en injurias.

Cabe recordar que una exfuncionaria de su gobierno –Silvia Mabel Zúñiga- denunció al intendente Sergio Hernández en la comisaría de la familia. La información que se conocía hasta ahora es que se trataba de abuso sexual –supuestamente por haberle dado palmadas en la cola en dos momentos distintos, y por hostigamiento en su trabajo. Hernández asegura que la copia de la denuncia que le llegó a través de la agrupación «Ni Una Menos» es por persecución laboral, no por abuso sexual.

El delicado tema fue tratado en el concejo Concejo Deliberante y ese cuerpo recomendó a los ocho empleados municipales ponerse a disposición de la justicia en caso de que se los convoque. Por su parte el intendente –que afirma que aún no ha sido notificado- se presentó espontáneamente para ponerse a disposición de la justicia, mientras paralelamente, habría radicado una contradenuncia.

«Me enteré de esto por una nota que envió la agrupación ‘Ni Una menos’ al Concejo (Deliberante). Después en un acto, esa misma agrupación lo expresó públicamente. A partir de ese momento me puse  a disposición de la justicia, porque hasta entonces todo lo que había eran trascendidos. Yo no tengo notificación de la justicia, pero sí supe, por la copia de la denuncia ingresada al Concejo por ‘Ni una Menos'» explicó Hernández.

Pero más allá de la gravedad del hecho denunciado, Hernández cree que se trató de una «movida» política de gente de su propio partido. «Lo he denunciado como una operación berreta política producto de propios y extraños –cuando hablo de esto hablo de mi pertenencia política- y me he presentado a la justicia negando todo y presentando la documentación (que demuestra) que esto es de una total falsedad y que esto ha sido armado para desprestigiar y dañar al gobierno municipal en nombre de mi persona» opinó.

«Yo no he sido denunciado por abuso sexual sino por persecución laboral» asegura el intendente Hernández y agrega: «Lo que pasa es que la condena social ya está; y bueno ahora queda seguir en los estrados cuando nos llamen, si es que nos llaman para demostrar que es una total falsedad (…) Sabemos que hay una situación complicada de esta señora, pero no es con nosotros, y lo vamos a demostrar» señaló.

Más adelante, respondiendo sobre la función de la ahora denunciante, el mandatario municipal de Lamarque dijo que «ella era funcionaria política y dejó de cumplir las funciones para las que había sido nombrada. Con las mismas herramientas administrativa con la que se la nombró, se la desvinculó del municipio. Ella reclamo después indemnización y días caídos, lo que no le corresponde. Y a partir de ahí se comenzó a armar toda esta trama que tiene solamente dos objetivos: Dañar políticamente la gestión y por supuesto hacerse de algún dinero por esta vía que no le corresponden por vías normales» apuntó Sergio Hernández.

«Le he solicitado a la justicia que vaya en profundidad porque sinó es muy fácil acusar a alguien, el tema es probarlo. Para nosotros que estamos muy expuestos es una situación muy complicada. Yo la única forma que tengo de defenderme es la justicia. Después, yo tengo la conciencia tranquila y confío plenamente en los funcionarios. En ningún momento me manifestó ella que hubiese algún tipo de mal trato o que ella se sintiera mal. Pero ahora está todo en manos de la justicia» puntualizó el intendente Hernández.-

Comenta desde tu cuenta de Facebook