La conciliación laboral prejudicial registró un ingreso de 1.160 legajos en los últimos doce meses con un alto porcentaje de acuerdos en toda la provincia.

Se trata de un método alternativo de resolución de conflictos que en la instancia extrajudicial se gestiona a través de los Centros Judiciales de Mediación (Cejume) y ante la Secretaria de Estado de Trabajo de la provincia, de manera indistinta.

El método -voluntario en Viedma, Roca y Bariloche- está transitando una prueba piloto en Cipolletti desde diciembre del año pasado.  Por iniciativa conjunta entre el Poder Judicial, la Secretaría de Trabajo y el Colegio de Abogados la conciliación laboral es de instancia obligatoria por el término de 12 meses para Cipolletti, Catriel y Cinco Saltos, tanto en los Cejume con en las delegaciones de las Secretarias de Trabajo.  Al final de dicho período se evaluará la conveniencia de su continuidad y/o extensión a todo el ámbito provincial.

El Cejume de Bariloche presenta la mayor cantidad de ingresos de conciliaciones con 876 legajos, en segundo lugar se ubica Roca con 161 conciliaciones receptadas, luego Cipolletti con 120 legajos y por último Viedma con tres conciliaciones, todo durante el año 2018.

En las delegaciones de la Secretaria de Trabajo de Catriel, Cipolletti y Cinco Saltos, donde la conciliación es obligatoria, hubo 159 acuerdos desde diciembre 2018 hasta febrero de este año.

A este tipo de conciliaciones previas al proceso judicial también deben sumarse las conciliaciones que se realizan ya en la instancia de juicio, antes de arribar al dictado de una sentencia. Según las estadísticas, el último año se registraron 315 conciliaciones ante las Cámaras del Trabajo de Bariloche, Cipolletti y Roca.

En relación a los ingresos de causas en todo el fuero laboral se registró un amesetamiento en los últimos años. Por ejemplo en 2017 ingresaron 4.848 causas y los jueces dictaron 3.424 sentencias. En 2018 el número bajó a 4.255 causas y subió a 3.583 sentencias. Las expectativas para este año se orientan a mantener la tendencia a disminuir los ingresos de causas a la instancia judicial, sustentadas en el fortalecimiento de la instancia previa de conciliación; sea en sede de los Cejumes, o bien en las distintas delegaciones de la Secretaría de Estado de Trabajo.

Comenta desde tu cuenta de Facebook