Permite que el agresor no se acerque a la víctima dentro de un radio de exclusión.

Se presentó esta mañana (29/03) en el Salón Gris de la Casa de Gobierno el dispositivo dual de supervisión, monitoreo y rastreo de agresores y víctimas de violencia doméstica, implementada desde la nueva área de Género, creada en el marco del Programa Río Negro Emergencia, dependiente del Ministerio de Seguridad y Justicia de la provincia de Río Negro.

Presidió el acto el vicegobernador Pedro Pesatti, junto al ministro de Seguridad y Justicia, Gastón Pérez Estevan, la secretaria de Justicia, Betiana Minor, la subjefa de la Polícia, Rosana Castillo, y la presidente del Consejo Provincial de la Mujer, Laura Azanza, entre otros funcionarios y representantes de los Poderes Ejecutivo, Judicial y Legislativo de la provincia, de los municipios de Viedma y Patagones, y de organizaciones civiles y fundaciones.

El dispositivo dual es una tobillera que permite el monitoreo del agresor en forma permanente, y a diferencia del botón anti-pánico, prevé equipos para la víctima y el victimario, logrando que no se acerquen dentro de un radio de exclusión, brindando tranquilidad y seguridad a la víctima. Cuando este radio de exclusión es violado, el agresor tendrá una advertencia previa al arribo de la fuerza de seguridad.

Pesatti expresó en la presentación que “estamos frente a una respuesta concreta que desde el Ministerio de Seguridad y Justicia se articula para responder a una problemática de las más severas que tenemos hoy como sociedad en Río Negro y en Argentina”.

“Resume una voluntad que encarna el gobierno provincial, que lidera el gobernador Alberto Weretilneck, de encarar este problema no solamente desde la retórica sino desde las respuestas concretas. Es un tema que no alcanza con incorporarlo a las preocupaciones sino que hay que incorporarlo a las ocupaciones que cada uno, desde los distintos ámbitos donde tiene que actuar, debe abordar”, señaló.

“Todos debemos reconfirmar el compromiso cada día para poder ir a las causas que nos ponen frente a este fenómeno -afirmó-. Como sociedad, nos tiene que golpear a la cara cada día para que podamos reaccionar adecuadamente, sobre todo porque es un fenómeno que nos está interpelando como sociedad, para que provoquemos los cambios de paradigmas que nos está reclamando”.

El vice sostuvo que “hay una maduración creciente que nos va a ir llevando a ese cambio paradigmático que se tiene que dar para que la violencia de género, consecuencia, en su mayoría, de una cultura patriarcal dominante, pueda ser reemplazada por una cultura más humana”.

La Súper digital

Comenta desde tu cuenta de Facebook