Para mañana a las 15 está previsto el acto de inauguración de la ampliación de conducción del brazo sur del río Negro, que adquiere aun mayor relevancia por tratarse de la primera obra del Plan Castello. Los trabajos lograrán mejorar la disponibilidad de agua de riego en una amplia zona de 20.000 hectáreas de tierras productivas de Pomona, Luis Beltrán y Lamarque.

Se trata de una obra que fue muy demandada por años, ya que por diversos factores el caudal del río ha ido disminuyendo en el brazo sur, que es más extenso y tiene menor pendiente que el norte. Esta obra logró mejorar la capacidad de conducción, profundizando el brazo y restituyendo su condición natural.

Además, se buscará potenciar los emprendimientos productivos para generar empleo, recuperar zonas improductivas y volver a ponerlas en valor, y mejorar notablemente la calidad ambiental de este cauce.

Comenta desde tu cuenta de Facebook