Con gran dolor, la comunidad de Río Colorado se manifestó ayer en las calles de esa localidad para pedir que se investigue en profundidad el crimen de Vanesa De La Torre de 33 años, quien fue ultimada por su pareja Daniel Tevez de 36 años con una escopeta. Posteriormente el hombre se suicidó.

El hecho se registró el miércoles en horas del mediodía, y aún hoy los vecinos permanecen conmovidos por la acción criminal. Eso los motivó a reunirse en la plaza “Memoria y Justicia”, tras la convocatoria hecha por la seccional local de Unter, donde un centenar de personas se acercó a expresar sus condolencias.

A la manifestación llegaron los tres hijos de la pareja, acompañados por los familiares que mantienen su guarda tras el doloroso acontecimiento.

De acuerdo a lo informado por fuentes oficiales, esta tarde fue sepultado el cuerpo de Tévez sin ceremonia previa; mientras que se esperaba que De La Torre fuera velada esta noche. Ambos cadáveres habían sido retenidos judicialmente para la autopsia, previo a entregárselos a los familiares.

Según surge del informe del Ministerio Público Fiscal, el agresor no tenía antecedentes por violencia, ni orden de restricción alguna, por lo que se intenta reconstruir con testimonios qué podría haber sucedido previamente.

Por el momento, se sabe que Tévez y De La Torre mantuvieron una discusión en la vivienda, previo al desenlace fatal. Si bien las primeras informaciones indicaban que uno de los tres hijos había presenciado el hecho, se rectificó después que el chico de 13 años escuchó la pelea, pero se dirigió a la vivienda anterior, de sus abuelos maternos.

Fuente: RNQN

Comenta desde tu cuenta de Facebook