Organizaciones sociales y políticas, gremios y sindicatos se movilizarán mañana al Congreso y luego a la Plaza de Mayo para reclamar un cambio de rumbo económico. Impulsan una ley para aliviar a las pymes. la convocatoria pertenece a Camioneros y organizaciones aliadas. Se estima que en la marcha, habrá un pedido a la CGT para la convocatoria a una nueva huelga general. Protestas y réplicas en todo el país.

Convocados por los gremios industriales de la CGT, decenas de organizaciones sindicales, políticas y sociales se concentrarán en varias ciudades de la Argentina en defensa del trabajo y la producción nacional. “De la periferia al centro”, repiten los organizadores. Así se fue orquestado tamaña movilización, que no será otra cosa que la antesala al quinto paro general de 24 horas contra la administración de Mauricio Macri. Aunque la fecha de esa medida todavía está en discusión, se estima que se realizará la última semana del mes, previo al 1 de Mayo, según informó ámbito.com

“Es una movilización sin paro en horario del mediodía y creemos que será multitudinaria en Capital Federal, pero también en varias provincias, donde se armaron puntos de encuentro y movilizaciones”, sostuvo Ximena Rattoni, dirigente de la CTA Autónoma y del sindicato del personal jerárquico del gas. “A nivel global va a ser una jornada de protesta nacional, que será muy masiva y terminará en los próximos días con el anuncio del paro general”, enfatizó la joven gremialista y militante de La Alameda.

Según pudo saber ámbito.com, la marcha tendrá múltiples focos de partida, una parada intermedia en el Congreso, un fugaz paso por la 9 de Julio y Avenida de Mayo y desembocará frente a la Casa Rosada. Por el “síndrome del atril” -temor a que se repitan los incidentes callejeros del 7-M por no poner una fecha concreta de paro-, no habrá escenario, ni oradores. En el trascurso de la protesta, los sindicalistas y pequeños empresarios dejarán a los presidentes de los bloques parlamentarios de la oposición un proyecto de ley para aliviar la situación de las pymes.

La iniciativa legislativa se bautiza de “subsistencia” para las pymes y declara la “emergencia productiva, aduanera, económica, financiera y tarifaria de las micro, pequeñas y medianas empresas” por un año. Prorroga el pago de obligaciones impositivas y cargas patronales desde el 1 de noviembre de 2017, suspende los juicios de ejecución fiscal, retrotrae tarifas de servicios públicos (agua, luz y gas) y obliga al Estado a tomar medidas financieras para recomponer la capacidad productiva.

Además, la ley propone aplicar al sector pyme retenciones que generen valor agregado y desarrollo y solicita al Ejecutivo que se incorpore por un año “todas las posiciones arancelarias de bienes que registren producción nacional al listado de productos con Licencia No Automáticas de Importación (LNAI)”.

La CGT difundirá un documento y no continuará hasta la Plaza de Mayo. “Se repudiará el ajuste, los tarifazos y los despidos, y se pedirá al Gobierno un cambio del rumbo”, adelantaron los redactores del durísimo texto.

Comenta desde tu cuenta de Facebook