Deberá cumplir una condena de cinco años y cuatro meses de prisión el joven que asesinó en Viedma a Diego Andrade el 1 de enero de 2017 según determinó la Justicia esta mañana.

Se dieron a conocer los alegatos de las partes la semana pasada y previamente, en la primera semana de marzo, se realizaron las audiencias del juicio oral y público, en las que se comprobó que el joven tuvo toda la intención de matar al integrante de la Banda de Policía de Río Negro.

En esa oportunidad la defensora oficial, Fabiana Arias, fundamentó que el chico (en ese momento menor de edad) actuó en defensa propia, pero finalmente se demostró que no fue así.

Rosa Andrade,-hermana de la víctima- dijo en FM DE LA COSTA que “el cuestionamiento estaba en que mi hermano había reducido a uno de estos delincuentes, la defensora decía que era antes del tiro y se demostró que primero le pegó un tiro y después mi hermano lo redujo, porque venía a matar a mi sobrino que también podría haber muerto en ese encuentro”.

“Con el tiro en su cuerpo salvo a su hijo. Según los peritos decían, a pesar de que el tiro lo hirió de muerte tuvo unos segundos para reaccionar y creo que ese amor de padre lo hizo reducir al delincuente, eso fue confirmado por testigos y peritos”, agregó la mujer. 

Además, se mostró indignada porque “en las audiencias el chico estaba muy despampanante. Lo juzgan como un menor y tendrá una condena en ese marco”.

Por otra parte, Andrade mencionó que parte del argumento de la defensa del autor del homicidio apunta a que “no tiene ningún conflicto con la ley”.

 “Diego tiene 2 hijos; Lucas (15) y Milagro (11), vivían su padre, ellos están bien, alejados de todo, haciendo otras actividades. Querían ir al juicio pero no quisimos”, contó.

También expresó: “La gente tiene que saber lo que sufrió mi hermano sabiendo que se le iba la vida, uno no puede tolerar la maldad de esa gente. En ningún momento hubo un pedido de disculpas”.

Fuente: Noticias Río Negro

Comenta desde tu cuenta de Facebook