Unas 20 toneladas de manzana del Alto Valle rionegrino viajarán a Buenos Aires el lunes. Las llevarán los productores que participarán del “frutazo” en la Plaza de Mayo el martes, para visibilizar la crisis que atraviesa el sector y reclamar mejores condiciones de rentabilidad de la fruticultura.

A la protesta se plegarán los productores de Entre Ríos, que llevarán miles de kilos de naranjas y mandarinas.

Horacio Pierdominici, dirigente rural rionegrino, recordó que las últimas reuniones que mantuvieron en Buenos Aires con funcionarios de Nación, no fueron atendidos por el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, por lo que decidieron planificar el frutazo.

“Nunca nos reciben, no quieren discutir los problemas que tenemos. Cuando dijimos que íbamos a hacer el frutazo se enojaron, y esa fue la ultimas instancia que agotamos”, contó.

En diálogo con La Mañana de Cipolletti, dijo: “estamos pidiendo que sigan con las retenciones, pero que ese dinero vuelva a los productores con un plan sanitario. Quieren sacar plata de una actividad que está recontra fundida para mantener vagos. De los 1700 millones de pesos que se adeudan, hay que entender que en su mayoría es de las grandes empresas. En las plantas quedaron 250 millones de kilos de fruta, que ya se debe haber caído. Es una barbaridad” criticó, y subrayó que “esa fruta en la tierra es un foco infeccioso”.

Fuente: ADN

Comenta desde tu cuenta de Facebook