En el primer año completo de implementación del nuevo Código Procesal Penal se verificó un impacto importante de los juicios abreviados y de las suspensiones de juicios a prueba que duplican a los juicios penales tradicionales. 

La provincia de Río Negro actualizó el Código Procesal Penal, aprobado por Ley 5020 que entró en vigencia el 1° de agosto de 2017, e instauró una profunda transformación del sistema de justicia penal, que pasó del modelo inquisitivo mixto al sistema acusatorio.

En ese marco legal que busca agilizar los tiempos de las respuestas que da el Poder Judicial, en 2018 los juicios abreviados duplicaron la realización de los procesos comunes.

Según la información estadística que brindó el Poder Judicial, en ese período se realizaron 305 juicios penales y 656 abreviados. 

En el juicio abreviado el acusado/a asume su responsabilidad sobre el delito y ese gesto se reconoce con un acuerdo entre Fiscalía, Querella (en caso que hubiera) y Defensa, que llegan a un consenso sobre la modalidad de la pena. Ese acuerdo se presenta ante el juez/a para que sea homologado (aprobado). 

En esa misma línea, también fueron numerosas las suspensiones de juicio a prueba. En total hubo 618 acusados que hicieron uso de ese instituto legal que forma parte de los métodos de resolución alternativa al conflicto penal que se aplica a delitos cuya pena máxima no es de prisión efectiva (3 años). 

En estos casos, se fija a los procesados el cumplimiento de determinadas condiciones que en su mayoría son tareas comunitarias y/o el pago de indemnización por el daño causado. Si estas son cumplidas se extingue la acción penal.

La reforma que incluye la implementación de Juicios por Jurados a partir de este año, también introdujo cambios vinculados a una nueva estructura administrativa y de gestión de la justicia penal como el traslado de la investigación penal exclusivamente a manos de los fiscales (que representan a la sociedad y a la víctima), la creación de la Dirección General de Oficinas Judiciales (un organismo coordinador) y del Foro de Jueces Penales.

Las Oficinas Judiciales cuentan con 183 empleados, 24 salas de audiencias, 6 salas de reconocimiento y 6 salas de cámara Gesell en toda la provincia. Durante 2018 agendaron 10.627 audiencias; y los 46 jueces y juezas del foro llevaron adelante 8.287 audiencias.

Entre los datos estadísticos brindados, el Poder Judicial informó que en 2018 se destinaron 4.963 horas a la realización de audiencias, hubo 927 condenas, 1.155 sobreseimientos y 79 absoluciones. 

Por su parte, el Tribunal de Impugnación conformado por 4 magistrados que revisan las decisiones del los Foros de Juezas y Jueces hizo 156 audiencias y dictó 250 sentencias. La mayoría de las audiencias fueron en videoconferencia, lo que implica una ventaja en tiempos y costos porque las partes no tienen que trasladarse hasta Viedma, sede del Tribunal.

Fuente: VDM

Comenta desde tu cuenta de Facebook