Fue creado un programa que, mediante la conformación de un fondo fiduciario, permitirá al gremio docente UNTER –y a sus afiliados-,  tener más oportunidades de construir viviendas. El Estado va a depositar el equivalente al 0,5% de la masa salarial docente (lo cual implica la actualización automática de los montos), para ejecutar las obras, mientras que el sindicato pondrá los terrenos y armará las listas de beneficiarios. El proyecto, impulsado por el Poder Ejecutivo provincial,  logró su aprobación por unanimidad, y la Legisladora Roxana Fernández, con una reivindicación de los mecanismos de diálogo y generación de consenso puestos en práctica por las partes, fue una de las defensoras de la iniciativa en el recinto.

A valores actuales, cada mes se pondrán en una cuenta 4.620.000 pesos, por el plazo de 3 años. Y como habrá un recupero mediante el cobro de las cuotas, la meta es que ese fondo se transforme en rotatorio a lo largo del tiempo.

«Es algo digno de reconocer lo hecho en las mesas de diálogo entre el gobierno y el sindicato», destacó la Legisladora Fernández, quien reconoció que el tema estuvo en la agenda de las paritarias.

«La vivienda es el anhelo más grande de todo trabajador, que además implican arraigo y la tranquilidad necesaria para cada familia», dijo la representante de Juntos al momento de argumentar el voto positivo de la bancada oficialista.

«Vale aclarar que este dinero no se va a devengar de ninguna manera de los salarios docentes, sino que el 0,5% mensual que va al fondo, es un equivalente que va a poner el Estado Provincial», resaltó Fernández.

Comenta desde tu cuenta de Facebook