Florencia Lucila Figueroa tiene 20 años. Es de la Comarca, (Carmen de Patagones) a los 13 años se autolesionaba, a los 15 tuvo trastornos alimenticios, a los 16 depresión y pensamientos suicidas, a los 18 ataques de pánico y la hospitalización.

Florencia narró hoy este texto en su facebook.

«Como víctima de bullying durante la escuela primaria y secundaria, puedo asegurarles que los daños van erupcionando a lo largo del tiempo.
Fui víctima de tantos problemas que hasta me cuesta recordarlos, pero sé que mi historia puede llegar a cambiar algunas perspectivas. 
Dentro de la niñez y adolescencia, los maltratos se vuelven «normales», los gritos e insultos como «gorda vaca» se tornan molestos e hirientes. En mi experiencia, cada uno de esos acosos fueron evolucionando a tal punto de querer ponerme ciertas prendas de ropa por miedo a «verme más gorda».
El «das asco», «mereces morir», «suicidate» y «alta gorda» me llevaron al odio extremo hacia mi persona, causando daños que actualmente lucho por reparar. 
A los 13 años llegó la autolesión a mi vida, como una expresión de odio hacia mi misma. 
A los 15 llegaron los trastornos alimenticios.
A los 16 llegó la depresión y pensamientos suicidas. 
A los 18 llegaron los ataques de pánico… y con ello una hospitalización que prefiero no recordar.

Actualmente, 20… lucho contra mi ansiedad y bajones emocionales. Con todo ésto dicho… ¿Estás de acuerdo en que educar a tus hijos para que no maltraten es una principal responsabilidad como padre/madre/tutor?

Firmeza. Firmeza para criar a los niños y educarlos como personas de bien. Personas… No maltratadores.
Necesitamos niños felices para evitar adultos rotos. 
Gracias a mi familia que siempre supo como darme amor y amar la vida. Amar cada momento… sea grande o pequeño.
Gracias eternamente a mis padres, hermanos y bisabuelas… Sin ustedes… yo no estaría viva. Les agradezco con el alma todo el apoyo que me brindan para que yo pueda ser feliz y siga este proceso de autosanación.
Y agradezco a Dios… Por mantenerme viva y enseñarme a ser fuerte; y por acercarme al deporte que me cambió la vida e hizo de mí, una mujer más fuerte: JUDO. A veceS, los simples hobbies son una puerta para recuperar la esperanza.
La escritura fue mi principal refugio en todo ese infierno. Gracias a la palabra, mis demonios se han alejado en momentos muy duros.

No callemos. Hablemos. Amemos.
Nuestros niños nos necesitan.
Busquemos salidas sanas y esperanzas perdidas. Podemos sanar… No estamos totalmente rotos. Hay esperanzas. Dios y el Espíritu Santo nos van a sanar a todos. Nunca dejen de hablar. El bullying es pasajero… las secuelas son eternas. NUNCA DEJEN DE PEDIR AYUDA.» (Florencia Figueroa)

La crueldad de los niños y adolescentes es a diario manifestada en colegios, eventos, instituciones deportivas, etc. «Callate narigón», «Cortala gordo chancho», «Biscocho mirá derecho», «Usá pollerita maricón» Y… Quien es el culpable? El culpable es quien educa, con el ejemplo sobretodo, cuantas veces nos vemos los adultos colocando calificativos a otros adultos? Cuántas veces discriminamos por características físicas? y eso es lo que enseñamos. El Bullying MATA. Porque la acumulación de odio y resentimiento destruye, porque no somos conscientes y las bromas y chistes lastiman y dañan a veces de forma irreparable.

Hoy 2 de mayo dia mundial contra el bulling queremos que no sea un día más, sino un día de aprendizaje, de conocimiento, de evolución para unos cuantos. Hoy aprendamos a respetar, a no lastimar, a valorar a las personas sin discriminación.

Comenta desde tu cuenta de Facebook