Las únicas dos candidatas en Cipolletti representan al FIT y al MST.

Las únicas candidatas a la intendencia de Cipolletti se postulan por organizaciones de izquierda. Se trata de Margarita Díaz (MST) y Ana Moreno (FIT). Ambas reivindican el aborto legal, la emergencia por violencia de género y la necesidad de que las mujeres ocupen cargos políticos y de poder en la ciudad.

En total, son seis las listas que se presentarán el 23 de junio en las elecciones municipales. Las otras cuatro llevan al frente del Ejecutivo a varones.

Ana Moreno, la candidata por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, tiene 32 años y trabaja en el Poder Judicial. Nació y se crió en Neuquén, pero adoptó a Cipolletti como ciudad de permanencia. Este año retomó sus estudios en Psicología, en la UNCo.

“Nuestra campaña está dirigida centralmente a las mujeres y la juventud. Nosotras organizamos el primer pañuelazo en la ciudad, y es muy importante llevar a la cabeza la fuerza de la marea verde”, contó Moreno.

Agregó que la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito es otro de los puntos centrales. “No podemos permitir que los médicos se nieguen. Declarar a la ciudad provida es una demagogia del intendente (Aníbal Tortoriello), cuando tenemos un refugio de mujeres saturado, con espacio solo para nueve personas”, expresó.

Y agregó que Tortoriello, con su política, benefició a la empresa Pehuenche. “Cuando se quitó el subsidio al transporte, el intendente sacó plata del presupuesto de obras públicas para garantizar la ganancia de una empresa. El transporte es un servicio público, no debería generar ganancias, y lo que proponemos es un servicio estatal. No se puede asegurar la ganancia de los empresarios con el bolsillo de los trabajadores”, planteó.

«Las otras listas son encabezadas por varones. Las organizaciones de izquierda no acordaron una lista única y van con Ana Moreno y Margarita Díaz.»

Margarita Díaz, candidata por el MST, tiene 32 años, es licenciada en trabajo social y trabaja en los equipos técnicos del nivel primario. Llegó hace cinco años a la ciudad desde Santiago del Estero.

Cuestionó que los vecinos de Cipolletti no tienen acceso a las viviendas y que hay tomas que hace más de 10 años están en las mismas condiciones. “Esto pasa porque no hay voluntad política de regularizarlos ni de proponer loteos sociales”, cuestionó.

Díaz coincidió en que se necesita reactivar el Área de la Mujer, con organizaciones sociales y feministas, y un presupuesto real acorde a las necesidades. Sobre los municipales, planteó que casi el 70% de la planta está bajo contrato, y es necesario regularizar la situación otorgándoles el pase a planta.

“En relación con el transporte, el Municipio no debe subsidiar ni ser amigo de los empresarios. Los vecinos deben participar de la discusión del boleto”, concluyó la candidata del MST.

Fuente: LMC

Comenta desde tu cuenta de Facebook