La están esperando desde marzo, y ya suspendieron una cirugía.

Una familia se encadenó en las oficinas locales del PAMI para reclamar por la llegada de una prótesis que está demorada. La cirugía debió ser suspendida en marzo pasado y temen que vuelvan a reprogramarla.

Se trata de los hermanos Sepúlveda, que se encadenaron como medida de protesta en las oficinas ubicadas en calle Irigoyen.

Según indicaron a LM Cipolletti, el pedido está registrado como enviado, pero desde el organismo no saben explicar por qué aún no llegó a manos de la beneficiada.

“Mi mamá tiene 64 años y la cadera desplazada. No puede caminar porque no puede mover la pierna. Tenía programada la cirugía el 1 de marzo pasado, pero como no llegó la prótesis, se debió suspender. La reprogramaron para el viernes 10 de mayo, pero hoy vinimos y tampoco hay novedades. Tenemos miedo que la vuelvan a suspender”, explicó su hija, Adriana Sepúlveda.

Dijo que, tras varias reuniones con el encargado del área, nadie sabe explicarle qué está pasando, porque desde Buenos Aires le afirman que el material se envió.

“La prótesis debe estar en la clínica 48 horas antes de la cirugía. Ya no sabemos qué más hacer, y nos vamos a quedar encadenados hasta que resuelvan el problema”, expresó Adriana Sepúlveda.

Fuente: LMC

Comenta desde tu cuenta de Facebook