Lo hizo con un sesgo de ironía porque el sindicato hizo la propuesta desde el año 2011. «Agradecemos al gobernador Weretilneck por hacer lugar a una propuesta superadora que la UPCN presentó hace 8 años», señalaron.

La Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) celebró el anuncio del gobernador Alberto Weretilneck sobre la puesta en marcha en Río Negro de un sistema de Convenio Colectivo de Trabajo (CCT): recordaron que el gremio impulsó un proyecto similar en octubre de 2011 por considerar que la Ley de la Función Pública estaba desactualizada.

«Después de casi 8 años -durante los cuales en reiteradas oportunidades pusimos nuestro proyecto en distintas mesas de discusión-, el gobernador Alberto Weretilneck a meses de terminar su mandato, decide hacer lugar a nuestra solicitud. Y eso es algo que celebramos. Aunque es una lástima que estiró su aprobación para el año que viene y él ya no estará gobernando (a no ser que impida a la electa gobernadora Carreras ejercer con libertad su mandato, y lo haga él desde bambalinas. Esperamos que no sea así)», indicaron en información de prensa.

Por otra parte, recordaron que «a pesar de la insistencia de UPCN en el tratamiento de un CCT» el gobierno «no quiso nunca abrir el juego a una mesa conjunta de discusión salarial».

«Es más, en el último año, ante nuestra negativa de aceptar un 15% de aumento en 2018 (aún debiendo a los trabajadores porcentajes de 2016 y 2017 comprometidos en Actas) el gobernador Weretilneck acrecentó una postura autoritaria, propia de una dictadura, cuando sacó un aumento/ajuste por Decreto en medio de un contexto que el propio gobierno señalaba como de superávit en las arcas provinciales. Y, no bastando con ello, fomentó una reforma de la Ley de la Función Pública para incluir a un sindicato aceptador con el que logró una rebaja salarial del -42% sin declarase en emergencia», agregaron.

La cúpula de UPCN subrayó que «seguimos reclamando que los salarios recuperen lo que el gobierno nos adeuda, pero sí celebramos esta repentina actitud democrática del señor gobernador que permitirá, si se implementa seria y adecuadamente, sumar las fuerzas de todos los trabajadores de la Administración Pública a la hora de discutir propuestas beneficiosas para los agentes del Estado rionegrino».
«Las posibilidades que abre una propuesta de este tipo son, en términos democráticos de igualdad representativa, similares a la representación popular en una Cámara legislativa. Un progreso a todas vistas alentador para la defensa de los derechos laborales», ponderaron.

Comenta desde tu cuenta de Facebook