La Administración Federal de Ingresos Públicos, agranda su deuda de servicio para con los contribuyentes de Valle Medio. Su visita periódica es cada vez más breve, dejando a más de la mitad de los interesados sin atención. La única opción actual es nutrirse de paciencia o recorrer los casi 200 kilómetros y perderse un día de vida en trámites que redundan en beneficio del estado y en perjuicio de los contribuyentes.
Tan deficiente es la atención de AFIP en Valle Medio que la propia Cámara de Comercio, Industria y Producción del Valle Medio, se vio obligada a reclamar en reiteradas ocasiones, visitas con mayor frecuencia y ampliar el tiempo de atención. De hecho, esta semana se informó desde esa entidad que nuevamente desde allí se «elevó una Nota a la Agencia de Recaudación Tributaria – AFIP – solicitando más días de atención o en su defecto un mayor horario para el día programado, debido a que en este mes, en menos de una hora se agotaron los turnos, quedando una gran cantidad de usuarios sin la posibilidad de realizar sus trámites» expresaron a través de un comunicado público.
Valle Medio es una zona comprendida por siete municipios donde el 70 por ciento de la población tiene necesidad de realizar trámites en su calidad de contribuyentes, ya sea como comerciantes, empresarios, productores y monotributistas.
La sola población de la región ameritaría la instalación de oficinas permanentes, de modo que los contribuyentes, ante la necesidad de un trámite, no se vean perjudicados perdiendo un día entero, en el caso de viajar a General Roca, o medio día, en el caso de las visitas periódicas. 
En el mejor de los casos que el contribuyente logre un turno en una de las visitas de la AFIP a Choele Choel, el usuario no tendrá más opción que armarse de paciencia y esperar largas horas hasta ser atendido. En el caso de los pequeños comerciantes sin empleados, están obligados a mantener cerrado su comercio, para poder realizar el trámite que corresponda. Ese lucro cesante, en momentos de crisis como la actual, no es resarcida por nadie. Pero la pérdida puede ser mayor si se necesitara presentar alguna documentación adicional, ya que tendrá que esperar un mes, hasta una nueva visita de la AFIP, o viajar a Roca con la pérdida de tiempo y de dinero por un día de inactividad comercial o profesional.
Hasta el momento no hay señales de que eso mejore, y el malhumor de los vallemedienses va en aumento.-

Comenta desde tu cuenta de Facebook