piloto de Sierra Grande, aquel  que saludaba a su pueblo desde su avioneta en cada cumpleaños, se fue más alto.

Silverio González falleció este domingo luego de pelear con una enfermedad, a los 84 años.

Fue funcionario municipal en el área de Planificación en la segunda gestión de Nelson Iribarren, pero mucho antes estuvo comprometido ya con el pueblo cuando todo empezaba a  nacer.

Muy conocido por su actividad privada en una de las estaciones de servicios del pueblo y en uno de los complejos mas vistosos de Playas Doradas.

Pero su paso por instituciones no pasará por alto. Justamente Nelson Iribarren lo recordó en un contacto con Pido la Palabra.

“Fue una  gran persona, antiguo poblador, muy amigo de Prado Emiliano y mi viejo en el 1966, fue uno de los pioneros del alumbrado público en Sierra en 1968”.

Además recordó que fue uno de los primeros en traer cine a la localidad “Lo del aeroclub un párrafo aparte”, recordó el mandatario en uso de licencia.

Silverio demás estuvo al frente de la Cámara de Comercio y fue activo colaborador cuando la situación lo requería por ejemplo puso a disposición su avión y servicio de piloto cuando se extraviaban personas, inundaciones  o en el gran incendio que desbastó campos cerca de Playas Doradas. Incluso ha colaborado con los medios cuando se lo requirió para hacer fotografías aéreas.

Su vuelo bajo en avioneta, al punto que parecía que desfilaba también en la calle donde se hacía el desfile del día del pueblo,  quedará en la historia como un gesto de participación y decir presente al pueblo que le dio gran parte de sus años. Descanse en paz Silverio.

Fuente: Pido la Palabra

Comenta desde tu cuenta de Facebook