El 1 de Junio Chimpay hará un acto especial para conmemorar los 120 años del ferrocarril Roca. Con la vía férrea llegaron las cargas, materiales para la construcción, insumos de todo tipo, mercaderías para comercios de todos los rubros y también quienes venían a poblar estas tierras diezmadas de pobladores originarios por el ejercito al mando de Julio A. Roca.
La herramienta más eficaz para el desarrollo de la Patagonia norte fue sin dudas el ferrocarril. Es por eso que el municipio de Chimpay decidió junto a Ferrosur, realizar un acto muy especial, para conmemorar uno de los servicios más importantes que tuvo la Patagonia norte. También habrá reconocimientos a los obreros ferroviarios cuyas familias quedaron afincadas en la región.
Formalmente la municipalidad de Chimpay a hecho pública la invitación a toda la comunidad a participar del acto que recuerda los 120 años de la inauguración del ferrocarril por el presidente Roca, acto que en aquel entonces tuvo que realizarse en Chimpay por una de las tantas inundaciones que producía el río Negro entre finales del otoño y principios del invierno.
Según la información oficial, el acto conmemorativo tendrá lugar en el club Chimpay el primer día de junio a las 11 de la mañana.


La municipalidad junto a Ferrosur organizan un acto donde además de descubrir placas recordatorias se entregarán reconocimientos a Esteban Miguel, quien fue el último jefe de estación y a familiares de Alberto «Tito» Dornedden, Rubén ABraham, Emilio Raposo, Dionisio Díaz, Francisco Longo, Guillermo «chiche» Silvestrini, José Luis Sepúlveda, Alberto Narodsky, Celestino Dinamarca, Salvadro Álvarez, Albice Firpo Silvestrini, Martín Astramsky, Alfredo Revol, Juan Aguilera, Francisco «cholo» Silvestrini y Víctor Vallejos.
RECORDANDO LA INAUGURACIÓN EN CHIMPAY CON LA PRESENCIA DEL PRESIDENTE ROCA
Lo que sigue, son fragmentos del libro «Inauguración Oficial de la Prolongación de Bahía Blanca en Neuquén», publicado en 1.899, que actualmente se puede ver en el sitio web del Museo Histórico Regional Choele Choel (http://museochoelechoel.org).
«…Terminado el almuerzo, un vez servido el Champagne, detenido definitivamente el tren por las aguas y cercados materialmente por estas en la Estación Chimpay, ante el más majestuoso cuadro que la fantasía humana puede imaginar, fue solemnemente inaugurada la línea al Neuquén en medio de los estruendosos aplausos de la concurrencia, no sólo del tren del señor Presidente de la República, sino de los otros dos que acababan de llegar y que estendidos (SIC) paralelamente en los tres desvíos de la Estación, habían confundido su concurrencia. (…) El servicio de banquete en Roca no pudo llevarse a cabo por causa de la inundación que hizo imposible el avance de los trenes más allá de Chimpay. Todos los preparativos habían sido ya terminados, encontrándose todo listo para efectuar el banquete en Roca».
«Los víveres frescos salieron, junto con el personal, con fecha 27 de mayo, en wagones (SIC) frigoríficos. Las Mercaderías de vinos, licores, conservas etc., habían sido ya enviadas a Roca una semana antes, con excepción del champagne y cigarros que recién el 28 de mayo llegaron a su destino debido a la interrupción de la línea y fueron recogidos por el primer tren especial en Choele Choel».
«Para las mesas se hicieron tarjetas con el número de cada y número de asiento; haciéndose así mismo números en duplicado para el guarda-ropas. El servicio de mozos fue arreglado de manera que un mozo pudiera servir a cinco personas».
«Los rieles habían llegado el 18 del mismo mes hasta el punto donde debe empezar el viaducto y puente sobre el río Neuquén. De allí hasta el mismo río se había colocado una vía provisoria atravesando los cañadones y pequeños brazos que existen en sus inmediaciones, con el fin de que la concurrencia pudiera admirar de cerca el majestuoso río, que en la ocasión estaba bastante crecido».-

Comenta desde tu cuenta de Facebook