Agrupaciones feministas presentarán hoy a las 16 horas, el nuevo proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo ante el Congreso de la Nación. El año electoral limita las posibilidades reales de debate. En Viedma convocan a un pañuelazo en Plaza Alsina.

A partir de las 16 horas, en distintas plazas del país, se realizarán manifestaciones convocadas por organizaciones feministas, gremiales y sociales para respaldar la presentación ante el Congreso de la Nación, del 8° proyecto de legalización del aborto.

En Viedma y Patagones, la concentración se realizará a las 16 horas, con un Pañuelazo en Plaza Alsina convocado por el Frente Verde.

Las posibilidades de que el proyecto llegue al recinto este año son escasas. Según trascendió en distintos medios nacionales, el debate será víctima del «parate general» que suele haber en años electorales. Además, habría coincidencia en los legisladores que están a favor y los que están en contra en que «no están las condiciones dadas para llevar adelante un proceso serio como el del año pasado».

El artículo 1° del nuevo proyecto establece que «en ejercicio de sus derechos humanos, toda mujer u otras identidades con capacidad de gestar tienen derecho a decidir voluntariamente y acceder a la interrupción de su embarazo hasta las catorce semanas, inclusive, del proceso gestacional». 

El artículo 4°, por su parte, establece las causales del aborto y plantea que «sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo primero y más allá del plazo allí establecido, toda mujer o persona gestante tiene derecho a interrumpir su embarazo en los siguientes casos: a) Si el embarazo fuera producto de una violación, con el solo requerimiento y la declaración jurada de la persona ante el/la profesional o personal de salud interviniente. b) Si estuviera en riesgo la vida o la salud integral de la mujer o persona gestante».

El siguiente artículo señala que los servicios del sistema de salud tienen un «plazo máximo de 5 (cinco) días corridos desde su requerimiento» para realizar la práctica en las condiciones que determina la ley, es decir realizada o supervisada por un/a profesional o personal de salud, sin requerir autorización judicial previa y garantizando su privacidad y la reserva de la información «durante todo el proceso».

El proyecto también hace hincapié en que la información que se brinde a quienes requieran un aborto debe ser «objetiva, pertinente, precisa, confiable, accesible, científica, actualizada y laica de manera tal que garantice la plena comprensión de la persona».

Además, establece la necesidad de un «Consentimiento Informado» expresado por escrito «previo a la realización de la interrupción voluntaria del embarazo».

El nuevo proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) ingresará con modificaciones, de base y de forma, luego de un extenso debate en comisiones con la intención de evitar algunos de los puntos que generaron mayor resistencia durante su tratamiento en 2018.

El artículo 9 se refiere a la práctica de aborto en la Niñez y Adolescencia. Y el 10° a los casos de personas con discapacidad y personas con capacidad restringida.

Por otra parte, en el Capítulo II se impone la cobertura a todo el sistema de Salud, público y privado. Y el Capítulo III aborda las Políticas de Salud Sexual y Reproductiva y la Educación Sexual Integral.

Fuente: VDM

Comenta desde tu cuenta de Facebook