Las llamas se desataron poco después de 19.30, y según vecinos, fue provocado por un muchacho que habita el lugar, y padecería trastornos psicológicos. Afirmaron que lo vieron salir del inmueble cargando una mochila y envuelto en una brazada, y que minutos después advirtieron una gruesa columna de humo que salía desde el interior. Al parecer no habría otra persona en el sitio. Tres autobombas de Bomberos acudieron a la emergencia, mientras que con otros rodados de la institución desviaron el tránsito vehicular hacia calles adyacentes, ya que mucha gente se acercaba para observar el siniestro. Se notaba tensión en el vecindario, y varias personas lamentaron que desde hace tiempo el joven muestra actitudes que les genera temor. Contaron que lo han escuchado durante varias horas golpear paredes, incluso en horas de la madrugada, y que luego arroja los restos de mampostería en la vereda, donde se vio un montículo importante. Relataron que desde hace al menos dos días que hay una pérdida de agua en el domicilio, lo que se pudo constatar con el charco que se acumuló en una de las esquina donde funciona un comercio. Los bomberos ingresaron a la planta baja del inmueble y arrojaron abundante agua, lo mismo que en un piso superior, hasta que lograron apagar el fuego. 

Fuente; Estación Diaria

Autor: RC

Comenta desde tu cuenta de Facebook