La Jueza de garantías, Itziar Soly imputó a un médico de San Antonio Oeste por abuso sexual simple. Además le impuso al hombre medidas cautelares que le prohíben al hombre a acercarse o tener cualquier tipo de contacto con la joven denunciante, informaron desde el Ministerio Público Fiscal.
Los cargos fueron formulados en la audiencia realizada hoy en Viedma, ante el requerimiento de la fiscal subrogante, Mariela Coy, quien tuvo a cargo la investigación. 
Según la acusación fiscal, los hechos sucedieron el 20 de mayo de este año en horas de la noche en el Policlínico Privado, donde el profesional estaba de guardia, y la chica asistió por una afección respiratoria.
Al momento de atenderla, el imputado “le habría perpetrado tocamientos”.
“La víctima manifestó que en dos oportunidades lo empujó para tratar de evitar esa situación”, consigna el reporte oficial.
La calificación legal del delito es abuso sexual simple y como sustento probatorio Coy mencionó la denuncia penal de la adolescente, la copia del certificado médico que da cuenta de su presencia en el consultorio, el resultado del protocolo de abuso sexual y la declaración de un amigo de la niña que la había acompañado al lugar.
Además posee el informe del policlínico que da cuenta que el hombre se encontraba de guardia en el momento en el que sucedieron los hechos. Adelantó que resta realizar la pericia psicológica a la víctima.
En la audiencia, la Fiscal requirió diversas medidas cautelares de resguardo para con la víctima.
El imputado fue representado legalmente por el abogado Aldo Bustamante quien manifestó que es otra la teoría del caso de la Defensa. 
En ese mismo sentido, cuando hizo uso de la palabra, se defendió el médico, aunque no se incluyó el contenido de la declaración.

Comenta desde tu cuenta de Facebook