Así lo definió el gremio docente en un Congreso.

Sesionó en Roca el Congreso Extraordinario de UnTER, que definió por mayoría aceptar el 9% de aumento salarial ofrecido por el gobierno provincial. No obstante, acordaron que se pedirá el pago retroactivo de julio y el adelantamiento del último tramo a cobrar en septiembre.

Dada la escalada inflacionaria, se exigió además una nueva instancia de paritaria salarial donde se solicitará un bono de $5000.

En el análisis del contexto nacional quedó expuesta la preocupación generalizada frente a la escalada inflacionaria y sus consecuencias para la clase trabajadora. En este marco, se ratificó la necesidad de unificar acciones con todas las organizaciones sindicales y sociales para “frenar el avasallamiento a los derechos del pueblo y el requerimiento a CTERA que se expida respecto de esta situación”.

También se analizó y aprobó el proyecto de reglamento de la Ley del Fondo Habitacional para viviendas docentes, con aportes para incorporar. De ésta manera, se pondrá en marcha el trabajo en Comisión y se habilitará el depósito mensual para el fondo fiduciario.

En lo laboral, se aceptó el anteproyecto de reglamento Prácticas Profesionalizantes para la educación técnica, al que se le sumaron aportes para discutir en el ámbito del CPE, a través de la Vocal Gremial Docente.

Fuente. La Súper Digital

Comenta desde tu cuenta de Facebook