Un cipoleño se sorprendió cuando recibió la factura de Telefónica al advertir un exceso en el cargo de internet por 18.940,18 pesos cuando en realidad, mensualmente, abonaba una suma fija de 767,62 pesos por un Plan One de 8GB. El cliente no pagó e inició los reclamos administrativos y judiciales pero la compañía informó la deuda a un sistema de cobranzas y comenzó a recibir intimaciones. La jueza Gabriela Lapuente en un proceso de «menor cuantía» le aplicó a la firma una multa de 10 mil pesos.

En el proceso judicial no surgió que los costos del servicio de internet plus hayan estado disponibles para consulta del cliente, tampoco que el consumidor hubiera recibido información adecuada y veraz sobre la modalidad del servicio que contrató y los costos, salvo el hecho de que poseía un servicio de 8GB con un plan fijo.

«El deber de información, considerado como expresión máxima de la actuación del principio de la buena fe, adquiere en materia de defensa del consumidor el rango de derecho fundamental, reconocido expresamente en el art. 42 de la Constitución Nacional en tanto constituye una valiosa herramienta prevista para conjurar la superioridad económica-jurídica que generalmente detentan los proveedores», dice la sentencia de la jueza de Paz de Cipolletti que admitió el reclamo.

«En relación a la gravedad del hecho entiendo que el exceso de facturación que existió posee entidad suficiente como para considerar la conducta de la demandada como grave y pasible de sanción, aún cuando la empresa no se vió finalmente beneficiada ya que nunca llegó a abonarse la suma en cuestión porque el actor promovió los reclamos pertinentes», se estableció en el fallo.

Finalmente la empresa Telefónica Móviles Argentina S.A. fue condenada a abonar la suma de 10 mil pesos al cliente en concepto de daño punitivo.

Rápido y sencillo

Las acciones de menor cuantía permiten a los ciudadanos resolver reclamos de hasta 30 mil de una manera más rápida, sencilla y en cualquier ciudad, pueblo o paraje que cuente con un Juzgado de Paz. El procedimiento es gratuito para garantizar el acceso a la justicia. Además, es informal y respeta los principios de bilateralidad, igualdad y colaboración.

El Poder Judicial rionegrino tiene 49 Juzgados de Paz, extendidos en todo el territorio provincial. Constituyen, en muchos casos, la opción más cercana de los ciudadanos a la hora de resolver conflictos vecinales o realizar determinados trámites.

El trámite es verbal, sumarísimo, gratuito, informal pero con la garantía del resguardo del derecho de defensa. Los juicios que quedan excluidos son los de sucesión, familia, laborales y desalojo.

Comenta desde tu cuenta de Facebook