Hospital de Alta Complejidad SAMIC El Calafate

Trabajadoras, trabajadores y profesionales del Hospital de Alta Complejidad SAMIC «El Calafate» denunciaron que el gobierno nacional ha encarado “un proceso de destrucción” del centro de salud, uno de los más importantes de la Patagonia.


Según se informó, en lo que va del año renunciaron seis directores médicos al no poder dar respuesta a la crisis que afronta el hospital y existe una alarmante escasez de insumos. A punto tal que ni siquiera hay recursos para otorgar medicamentos a los pacientes que se atienden en la guardia.

A ello se les suma persecuciones laborales y prolongadas demoras en el pago de salarios: profesionales, auxiliares y demás trabajadores del SAMIC aún no percibieron los haberes correspondientes al mes de agosto.


Hasta principios de 2017, el hospital era administrado por un ente tripartido, con representantes del Estado nacional, provincial y municipal.

En ese momento, el gobierno nacional decidió la intervención de la institución. La situación empeoró a partir de este año, debido a que no se incluyó al hospital dentro del Presupuesto 2019 aprobado en el congreso nacional.-

Comenta desde tu cuenta de Facebook