Rompió la tobillera y se fugó.

Informaron hace instantes que esta noche se fugó la madre de Sofia, la niña que murió tras un presunto abuso sexual. Un juez le había otorgado la prisión domiciliaria, pero la mujer rompió la tobillera electrónica que tenía colocada y huyó.

Janet Neira es la madre de la niña de 4 años que en febrero murió como consecuencia de una peritonitis, que habría sido desencadenada tras un abuso sexual. En las últimas horas la mujer se escapó de una chacra de Chichinales, donde permanecía con tobillera y custodia policial.

«La medida de otorgarle la prisión domiciliaria y colocarle la tobillera electrónica para monitorear sus movimientos fue adoptada por el Juez de Garantías Maximiliano Camarda, luego de que el abogado de Neira presentara un habeas corpus», indicaron desde el sitio.

A estas horas, la policía busca intensamente a la mujer prófuga. Ampliaremos.

Comenta desde tu cuenta de Facebook