La información de la que se dispone indica que ayer y hasta últimas horas anoche, se realizaron allanamientos y habría al menos cuatro personas detenidas, por ahora en calidad de demorados. Se sabe que el chico jugaba en la calle y una bala que provendría de un enfrentamiento entre grupos rivales le dio al pequeño. El niño está internado en el hospital Castro Rendón.

Anoche se realizaron al menos ocho allanamientos para dar con el autor del disparo que dejó herido de gravedad a un niño de 8 años, que fue derivado al hospital Castro Rendón, en la capital neuquina.

El nene se encontraba en la calle, junto a otros niños y estaba por dar una vuelta en bicicleta, cuando cayó tendido en la vereda producto del impacto.
Un tiroteo en las inmediaciones habría sido el origen del balazo.

En las últimas horas hubo una serie de procedimientos en los que se demoró a cuatro personas y fueron secuestrados dos autos y una moto. Pasadas las 23 la policía seguía con los procedimientos.

Respecto de las circunstancias de cómo se produjo el hecho se pudo reconstruir que el nene estaba en la vereda y en plena siesta. Jugaba junto a otros chicos y tenía una bicicleta en la que iba a dar una vuelta. En ese momento hablaba con un familiar mayor de edad. 

Relataron que se escuchó una especie de silbido y el chico cayó tendido en la vereda.
Todo hace pensar que se produjo un tiroteo entre bandas de dos grupos antagónicos y que uno de esos disparos lo alcanzó.

El sector, es uno de los más complejos en cuanto a los reiterados hechos de inseguridad. Hace diez días atrás, en las inmediaciones se produjo el homicidio de un joven de 20 años. Se trata de Matías Moreno quien recibió dos disparos, uno de ellos fue el que le provocó la muerte.
En este sector del barrio Peñi Trapún hace algunos años atrás se dispuso un destacamento policial “móvil” a raíz de los intensos y repetidos tiroteos, muchos de ellos a plena luz del día.-

FUENTE Diario Río Negro

Comenta desde tu cuenta de Facebook