El poder ejecutivo de Chimpay elevó un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante, para cederle un predio bajo reserva, a un empresario para que desarrolle su emprendimiento. El único concejal de la oposición votó en negativo y la norma no se pudo aprobar pues requería mayoría especial.


Así lo hizo saber el concejal Américo Aravis, del Frente para la Victoria, dando a conocer el proyecto de Ordenanza Reserva Fiscal. Este proyecto del Poder Ejecutivo, pretendía ceder una reserva fiscal del Barrio Luis Landriscina a un empresario local para que se instale allí una cementera.


Ese mismo predio había sido usurpado hace un año atrás por vecinos que reclamaban soluciones habitaciones y que finalmente levantaron la toma ante la propuesta del gobierno municipal de cederles tierras en otro sector de la localidad.


En aquella oportunidad, se supo que no se les pudieron conceder esos terrenos, por tratarse justamente de una reserva fiscal, es decir un predio que a futuro, debería dedicarse al uso público como por ejemplo una plaza, una escuela, un centro de salud.


Al tratarse el proyecto en sesión del Concejo Deliberante se dio el voto afirmativo del Presidente de Concejo y Concejal del partido Río –ahora fungiendo de oficialismo- y rechazado por Concejal del Frente para la Victoria.

“Nuestra Carta Orgánica establece en su artículo 83 que para la sanción de toda Ordenanza relativa s reserva fiscal se requiere voto afirmativo de la totalidad de los miembros del Concejo Deliberante” expresó el edil Américo Aravis.-

Comenta desde tu cuenta de Facebook