1 de cada 4 personas en el mundo muere a causa de una trombosis. Conocé los síntomas y qué acciones ayudan a prevenir una posible afección.

El 13 de octubre se celebra el Día Mundial de la Trombosis y el Hospital Universitario Austral se suma al festejo para dar a conocer la importancia de informarse sobre esta enfermedad.

Desde la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia, y su organización World Thrombosis Day, se define al “Tromboembolismo venoso” como la formación de coágulos de sangre o trombos que puede ocurrir a nivel de las venas profundas de las piernas, la pelvis o los brazos, afección conocida como “Trombosis venosa profunda”, y trasladarse a través de la circulación y alojarse en los pulmones, patología denominada “Embolia pulmonar”.

El Tromboembolismo venoso puede suceder sin manifestar signos de alerta, incluso puede pasar desapercibido y no ser diagnosticado por un profesional. En cambio, los síntomas que aparecen pueden estar asociados con la “Trombosis venosa profunda” o la “Embolia pulmonar”:

Síntomas de una Trombosis venosa profunda*
Dolor o sensibilidad, a menudo comenzando en la pantorrilla.
Hinchazón, incluido el tobillo o el pie.
Enrojecimiento o decoloración notable.
Calor.

Síntomas de una embolia pulmonar*
Falta de aliento inexplicable.
Respiración rápida.
Dolor en el pecho (puede empeorar con la respiración profunda).
Ritmo cardíaco elevado.
Aturdimiento o desmayo.

¿Cómo se puede prevenir la Trombosis?*
Hacer actividad física.
Abandonar el cigarrillo.
Mantener un peso adecuado.
Evitar permanecer sentado mucho tiempo.
Adoptar una buena alimentación evitando las grasas, alcohol y azúcar.

*Consejos elaborados por la World Thrombosis Day, de la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia.-

FUENTE: HOSPITAL UNIVERSITARIO AUSTRAL

Comenta desde tu cuenta de Facebook