El Gobierno provincial puso en funcionamiento ayer el Resonador Magnético Abierto del hospital Artémides Zatti de la ciudad capital, el primero que se instala en un hospital público de Río Negro. Con la flamante incorporación, estos estudios de diagnóstico no demandarán el traslado del paciente a centros privados.

Acompañó a los trabajadores de la salud en este importante momento, el gobernador, Alberto Weretilneck junto al vicegobernador, Pedro Pesatti, el ministro de Salud, Fabián Zgaib y el director del hospital, José Rovasio.

 “Atendemos a más del 70% de la población de Río Negro, por lo que tener un sistema de diagnóstico de última generación es una herramienta más para brindarles la mejor cobertura posible”, expresó Zgaib.

Por otra parte, Rovasio, destacó que “el resonador resolverá una problemática muy importante, se solicitan entre cuatro y cinco de estos estudios por día, pacientes que tenían que ser derivados, de Viedma y la zona sanitaria, ahora se van a poder atender acá, no solo es un ahorro económico, sino la velocidad de poder hacer el estudio y evitar todas las molestias para el paciente”.

“Esto es un hito para el Hospital Zatti. Facilita la tarea y eleva la complejidad del nosocomio”, concluyó el director.

Para la instalación del Resonador, que contó con una inversión de $27.090.000, se adecuó especialmente un espacio físico dentro del hospital. Un equipo de similares características será puesto en marcha en los próximos días en el hospital Ramón Carrillo de San Carlos de Bariloche.

Durante la visita al hospital, las autoridades recorrieron las obras de ampliación del lugar entre las que se encuentran los sectores de cardiología, gastroenterología, hall de ingreso, comedor y dirección. Los trabajos presentan un 80% de avance.

¿Qué estudios se realizan con esta tecnología?

La resonancia es un medio de diagnóstico por imágenes sin irradiación. No afecta a la salud. Los estudios se utilizan para estudiar órganos y estructuras de partes blandas para diagnosticar una variedad de afecciones desde ruptura de ligamentos hasta tumores, son muy útiles para examinar el cerebro y la médula espinal.

Las ventajas de la utilización de un equipo de resonancia magnética abierta tiene mantención de aparatología menos costoso, es más accesible a la operación técnica y posición del paciente, comprobando que el 85% de los estudios pueden realizarse con éste equipo y sólo un 15% estudios específicos deberían ser derivados para realizarse el Alto Campo Magnético.

Con estos equipos, el paciente puede estar más cómodo dentro y nunca estar totalmente encerrado en la máquina, es más espacioso. La duración del procedimiento suele durar unos 30 minutos.        

¿Cómo es el procedimiento?

El paciente se posiciona sobre una superficie abierta en la que directamente se le realizará el estudio sin pasar por el túnel de la Resonancia Magnética Cerrada.

Los pacientes claustrofóbicos, con sobrepeso o avanzada edad también pueden beneficiarse de la utilización de una RM abierta y pueden entrar acompañados con familiar, y las sensaciones del miedo o la ansiedad desaparecen durante la realización de este tipo de pruebas.

En el caso de los niños, estos pueden estar acompañados por sus padres en todo momento.

Los técnicos vigilan constantemente al paciente que se encuentra dentro de la Resonancia con el fin de evitar complicaciones. Visualizando continuamente los pequeños  movimientos del paciente y asistiendo inmediatamente a su preocupación.

Comenta desde tu cuenta de Facebook