Ayer el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) evitó que llegaran a los consumidores 886 kilogramos de queso muzzarella que eran transportados sin documentación, en un camión que se dirigía de regreso a la localidad bonaerense de Pergamino.

Agentes del Puesto de la Barrera Zoofitosanitaria Patagónica ubicado en Río Colorado, inspeccionaron la mercadería y posteriormente determinaron su decomiso y destrucción para evitar que estos alimentos fueran comercializados, ya que se encontraban vencidos y con hongos, lo que constituye un riesgo para la salud de las y los posibles consumidores.

Con este tipo de controles el Senasa resguarda la sanidad y calidad agroalimentaria y vela por la salud pública.

Comenta desde tu cuenta de Facebook