El proceso de pase a planta permanente de los empleados públicos de la provincia arranca su fase final. Desde hoy y hasta el 16 de diciembre, 2926 trabajadores comenzarán a rendir exámenes con veedores de la Asociación Trabajadores del Estado.

«La presencia de veedores sindicales garantizará la transparencia de la evaluación», señaló Selva Sánchez, representante de ATE en la Comisión Ejecutiva establecida en la ley 5354 para el proceso de pase a planta.

«Hemos recorrido un largo camino, los concursantes han hecho un gran esfuerzo y nuestro gremio los acompañará hasta última instancia», agregó Rodrigo Vicente, secretario general de ATE.

Serán 150 las mesas distribuidas en 24 localidades de la provincia más la ciudad de Buenos Aires, donde concurrirán los trabajadores en diferentes etapas. Algunos de ellos, todavía, se encuentran en la de finalización administrativa.

De esta manera va finalizando el proceso que en junio pasado se abrió formalmente con la inscripción de los postulantes, su posterior adhesión en julio y las capacitaciones desarrollados de manera presencial y virtual entre agosto y septiembre.

Por solicitud de ATE, el directorio del IPAP adquirió 120 tablets, 5 proyectores, 10 notebooks, 10 impresoras, 15 scanners, 10 antenas WiFi, un servidor y numerosos accesorios electrónicos para un mejor aprendizaje.

La semana pasada, y a pedido del sindicato, todos los concursantes cuentan con derecho de tomarse un día de examen como lo establece el artículo 45 de la ley de trabajo.

Comenta desde tu cuenta de Facebook