No fue un accidente. Podría ser un caso de violencia de género o autolesiones.

Hay una joven cipoleña a quien los médicos del hospital intentan salvarle la vida. Ingresó por guardia, durante la madrugada del jueves, con graves quemaduras en el cuerpo, y desde entonces se encuentra internada en la sala de terapia intensiva con pronóstico reservado. La Fiscalía inició una investigación para determinar el origen de las lesiones.

En principio, está claro para los investigadores que no fue un accidente lo que sufrió la joven, de 25 años. Pero todavía no surgen indicios fuertes que confirmen la participación de terceros en el hecho, es decir, que la hayan quemado. Incluso, no se descarta que las lesiones hayan sido autoprovocadas.

La investigación transita sus primeros pasos. Hay medidas de prueba que ya encomendó el fiscal Martín Pezzetta y respecto de las cuales se esperan los resultados para seguir una hipótesis de trabajo. Será clave la labor de los peritos del Gabinete de Criminalística que examinaron con mucha rigurosidad y diligencia el lugar donde la joven se quemó o la quemaron.

Fuentes médicas del hospital Pedro Moguillansky informaron a LM Cipolletti que la paciente está en coma farmacológico, como consecuencia de las graves quemaduras que sufrió en la cara, principalmente, y en algunas partes del abdomen. Por esto también tiene un compromiso severo a nivel de las vías respiratorias. Desde el jueves está internada en terapia intensiva y recibe asistencia respiratoria mecánica.

Se sabe que al hospital llegó en grave estado, auxiliada por un cuñado. El hecho que se investiga ocurrió en una vivienda de la toma 2 de Febrero, no se sabe bien en qué circunstancias, si estaba sola, o se encontraba en ese momento con su pareja, ni cómo sufrió las lesiones. A pesar de todas las dudas que se ciernen sobre el caso, se indicó que las quemaduras fueron ocasionadas con alcohol, sustancia que al encontrar en contacto con el fuego hizo combustión sobre su cara.

Desde el entorno circulaban fuertes versiones de que la víctima habría sido agredida por su pareja. Sin embargo, hasta ayer la fiscalía no podía acreditar que estuvieran en presencia de un hecho criminal. El fiscal Pezzeta no tenía aún prueba objetiva ni subjetiva que determine con un grado de certeza si hubo delito en el caso.

“No descarto nada. Están trabajando todos, la Brigada de Investigaciones, el Gabinete de Criminalística, la Unidad Operativa, los médicos forenses, la Fiscalía”, expresó.

La hermana murió de manera similar

En medio del fragor de la investigación, hay un dato más que llama mucho la atención y resulta escalofriante. Es que la joven quemada es hermana de otra chica que murió también quemada en la zona de Ferri hace algunos meses. En ese caso, según informaron desde la Fiscalía, no intervinieron terceros. Allegados a la familia aseguran que, si bien los casos tienen un común denominador, se trataría de situaciones de distinta índole. Es que ellos le achacan la responsabilidad a la pareja de la joven que permanece internada.

Fuente: LMC

Comenta desde tu cuenta de Facebook