Vecinos, alertados por olores nausebundos, alertaron a la policía que realizó un macabro hallazgo en un departamento del barrio Amel de Viedma.

Los efectivos al entrar a la vivienda, encontraron el cadáver de una mujer en el interior de un ropero, que al menor llevaba una semana en esa situación.

Según trascendió el cuerpo estaba colgado del cuello y con signos de ahorcamiento.

Un llamado al número de emergencias policial, dio cuenta de olores que notaban los vecinos desde hacía unos días, en apariencia, provenientes de un departamento de planta baja, ubicado en uno de los módulos del barrio Amel de Viedma

La policía para ingresar a la casa tuvo que forzar el ingreso al domicilio para encontrar un horrendo cuadro: el cuerpo de una mujer de unos 55 años, en avanzado estado de putrefacción, que colgaba dentro de un placard de la vivienda. Según se indicó, al menos hacía siete días que estaba en esa situación.

Fuente: Lo Principal

Comenta desde tu cuenta de Facebook