«Arabela está haciendo muchas cagadas», dijo Roxana Fernández sin saber que tenía el micrófono abierto.

Un micrófono abierto le jugó una mala pasada esta mañana a la legisladora de Juntos Somos Río Negro, Roxana Fernández en plena reunión virtual de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura provincial.

Es que la parlamentaria de Sierra Grande nunca advirtió que tenía el micrófono de su computadora abierta y en un diálogo privado con alguien que está en su vivienda lanzó: “Y Arabela está haciendo muchas cagadas…”, en referencia a la gobernadora de la provincia de Río Negro, Arabela Carreras.

Rápidamente se lamentó cuando advirtió su lapsus el cual fue escuchado por legisladores, asesores y, también, todos aquellos que siguieron la reunión virtual por la página web del Poder Legislativo.

Fuente: La Súper Digital

Comenta desde tu cuenta de Facebook