Desde Tucumán aseguran que no salió de la terminal de ómnibus de esa ciudad. Los resultados de hisopados estaban hecho en computadoras.

La migración de «obreros golondrina», tal como se les llama a los trabajadores de las cosechas de frutas, comenzó desde Tucumán a Río Negro y a Neuquén. Este escenario abre una línea de alerta entre ambas provincias en plena pandemia de coronavirus.

Es que a pesar de todas los protocolos que se establecieron ante la situación epidemiológica que atraviesa la región, las autoridades sanitarias de Río Negro detectaron un ómnibus con pasajeros que había llegado desde Tucumán con permisos truchos. Por esa razón, hubo contactos desde Río Negro con, delegado en Tucumán de la Comisión Nacional Reguladora del Transporte y los miembros del Comité Operativo de Emergencia (COE).

Hubo al menos un colectivo que no salió desde la Terminal de Ómnibus y que llevó a obreros golondrina con hisopados truchos que habían hecho en computadoras.

En total, se calcula que , entre octubre y noviembre, serán 26.000 obreros que partirán esta temporada desde Tucumán con destino al sur del país. La mayoría comenzará el trabajo en la cosecha frutícola; en especial la cereza.

Durante el fin de semana salieron de la Terminal de Ómnibus de Tucumán un total de siete colectivos con obreros golondrina. Por protocolo solo se puede cubrir el 60 % de la capacidad del vehículos. Es decir que un micro para 60 pasajeros lleva tan solo 38 obreros.

Comenta desde tu cuenta de Facebook