ATE demanda que se regularicen los ingresos de más de 24.000 estatales de todos los ministerios

A partir de la estructura fuertemente precarizada de los haberes de todos los empleados públicos rionegrinos, con un alto nivel de sumas no remunerativas y no bonificables, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) demanda que el gobierno avance en un proceso de blanqueo salarial generalizado, evitando cualquier tipo de discriminación. Para el sindicato, sectorizar una respuesta en este sentido violentaría principios constitucionales esenciales y produciría la reacción inmediata de miles de estatales de las carteras no contempladas.

La composición de los ingresos de más de 24.000 agentes estatales de todos los ministerios que dependen de la administración pública central, como Salud, Educación, Desarrollo Humano y Articulación Solidaria, SENAF, Producción y Agroindustria, Obras y Servicios Públicos, Turismo y Deporte, Seguridad y Justicia,  Gobierno y Trabajo entre otros, está dada casi por un 50% de adicionales o ítems que resultan ilegales a la luz de toda la normativa laboral vigente en el país.

«Un gobierno serio no puede pensar en parches luego de décadas de precarización de la estructura de los salarios en la provincia. Se debe avanzar en una propuesta que contemple a los trabajadores de todos los ministerios y no exista ningún tipo de discriminación. Desde 1984 cada gestión que pasó por Laprida 212, con la complicidad de otro gremio, fue incorporando sumas en negro», señaló Rodrigo Vicente, secretario general de ATE Río Negro.  

«Debemos seguir recuperando derechos y el esfuerzo debe ser de todos. Solo el Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) nos permitirá terminar con el flagelo de los items no remunerativos», completó el dirigente y expresó de manera contundente: «El ejecutivo debe tener un trato igualitario. O es para todos la cobija, o es para todos el invierno».

Es así que desde ATE indicaron que es el Convenio Colectivo la única herramienta que permitirá abordar la regularización de todos los haberes, como así también establecer el escalafón y poner en funcionamiento la carrera administrativa en el Estado.

La entidad sindical funda su reclamo en los últimos antecedentes judiciales y de la propia cartera laboral rionegrina.  La Cámara del Trabajo de General Roca condenó a la provincia en el conocido como fallo Vergara a incorporar las sumas no remunerativas como remunertivas y lo mismo ocurrió con el laudo arbitral de la Secretaría de Estado de Trabajo que señaló como inconstitucionales las sumas del mismo carácter abonadas por la Municipalidad de Catriel.

El argumento más firme es que es el propio Superior Tribunal de Justicia (STJ) el que coincide con la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), ya que en un juicio, cuyo demandado fue el Municipio de San Antonio Oeste (Expte PS906-STJ2019//30500STJ) sostuvo que todas las sumas que se pagan como compensación por el trabajo son remuneración y por lo tanto sujetas a aportes.

Comenta desde tu cuenta de Facebook