Comerciantes y productores ya emitieron notas dirigidas al EPRE rechazando el nuevo impuestazo.

En una nota dirigida a la titular del Ente Provincial Regulador de la Energía (EPRE), Isabel Tippin, la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén se sumó al pedido realizado por comerciantes de la provincia manifestando su rechazo total al nuevo impuestazo del 25% de incremento del Valor Agregado de Distribución (VAD) que entra en vigencia a partir de febrero en las tarifas de la distribuidora de energía, EdERSA.

«Desde la Federación advertimos que los pequeños y medianos productores no podremos pagar este aumento descomunal. La suba del 25% no es justa, razonable ni tiene justificación, más en un contexto de pandemia en donde la actividad económica y productiva de la provincia se ve fuertemente afectada», indicaron en un comunicado de prensa.

«Además se trata de un aumento que viola el artículo 42 de nuestra Constitución Nacional ya que es retroactivo al 1° de febrero del 2021 y desde EdERSA recién publicaron los cuadros tarifarios el 17 de febrero. Tampoco se utilizó la audiencia pública que es la instancia en la que desde el sector productivo y comercial podemos manifestarnos», agregaron desde la Federación de Productores.

«Es por eso que desde el sector frutícola rechazamos el impuestazo de EdERSA y pedimos la intervención del EPRE para que no se apliquen incrementos en la factura del servicio eléctrico en Río Negro», añadieron.

«Este incremento no hace más que seguir asfixiando a los pequeños y medianos productores de la región, poniendo en peligro la continuidad de las actividades del sector frutícola, frigoríficos, empaques y hasta el riego», concluyeron los pequeños y medianos productores de la región.

Comenta desde tu cuenta de Facebook