Un colectivo de la empresa KoKo sufrió un desperfecto mecánico a la altura del kilómetro 1202 de la Ruta Nacional N° 22, en cercanías a Allen, y terminó destruido por las llamas.

Cerca de las 7.30 horas, el chofer visibilizó que de la zona trasera, donde está el motor de la unidad, salía humo por lo que detuvo el colectivo e intentó sofocar el fuego con un matafuegos. No obstante, al observar que se tornaba incontrolable, hizo descender del vehículo a todos los pasajeros.

Rápidamente llegó hasta el lugar un móvil de los Bomberos Voluntarios de Allen, aunque el rodado quedó totalmente destruido.

No hubo heridos. Los pasajeros continuaron su recorrido en otro colectivo de la empresas.

Fuente: La Súper Digital

Comenta desde tu cuenta de Facebook