Adelantó que ya se hizo la previsión presupuestaria.


Alberto Hensel, Secretario de Minería de la Nación, en declaraciones a la prensa fue enfático al afirmar que nación asume el compromiso de resolver el problema que dejó trunca la remediación y esbozó algunas ideas para ello, aunque señaló que esto está supeditado a lo que técnicamente corresponda.


El funcionario de visita a Río Negro se reunió con al gobernadora y luego lo hizo con las fuerzas vivas de San Antonio, entre las que detalló el contacto con el intendente Adrián Casadei y la multisectorial entre otros contactos. Valoró esas reuniones como positivas. “A mí me sirve hacer participado de las reuniones y haber estado en el lugar mirando cómo está la situación, como fue el cumplimiento del contrato. Qué se hizo, qué falta por hacer, porque eso nos va a permitir -después de 2 años de estar interrumpida la obra por una cuestión judicial- resolver varios aspectos que hacen al contrato original y darle continuidad a la remediación” expresó Hensel.


Al evaluar el pasado en cuestión, el secretario de minería opinó que es un proyecto que tuvo falencias desde el punto de vista técnico, indicando que no se hicieron bien los cálculos de cuanto material deberían remover para llevarlo hasta un centro de deposición final. Pero también dijo que eso se ha ido corrigiendo. “En el proyecto inicial estaba previsto remover 47 mil metros cúbicos de material y hoy hay acumulados en la celda más de 70 mil. Eso muestra que en el andar se fue corrigiendo. Pero hay algunos otros aspectos que nos llevan a pensar que tenemos que resolver los problemas de las manzanas 383 384 y algunas otras cuestiones conexas y cerras estas celdas (…) Puede quedar material contaminado a remover. Eso nos obliga a plantearnos también probablemente una nueva celda” expresó, mientras aseguró haber hablado con el ministro Matías Kulfas sobre el tema, indicando que “presupuestariamente hemos hecho la previsión que corresponde”.


“Cuando uno se encuentra con un contrato donde hay derechos y obligaciones claramente establecidas para las partes, tiene que ver que eso que está volcado en un contrato se condiga con la realidad. El hecho de la interrupción de una obra implica que hay muchas obligaciones que siguen produciendo efectos y en este caso estamos hablando de efectos económicos y lo que nosotros queremos es que la mayor cantidad de recursos queden para la comunidad de SAO en ejecución de una obra bien hecha, porque somos conscientes de que estamos manejando recursos públicos y si son públicos son de las comunidades en general” apuntó.


En otro tramo de su alocución, aclaró que “la idea es resolver el contrato original, avanzar siempre y cuando se llegue a un acuerdo con relación a todo lo que también la empresa a partir de ese contrato le viene reclamando al estado Nacional. Eso comparado con el reclamo legítimo de la sociedad de SAO hay una gran diferencia pero es un paso que es fundamental dar porque si no se convierte en un obstáculo para lo que la comunidad está necesitado que nosotros hagamos”.


Al referirse a qué es lo que se haría dijo: “Hemos propuesto cerrar lo más rápidamente la celda, resolver el problema de las manzanas con veredas, cunetas, calles. En le proyecto original se propuso algo que ahora se deduce que no va a funcionar y propusimos ahcer concreto asfáltico. Ahora surge otra alternativa que es hacer adoquinado. Todo va a quedar supeditado a lo que técnicamente corresponda”.-

Comenta desde tu cuenta de Facebook