Cui.Do Viedma presentó esta mañana oficialmente su comisión directiva, camino a agruparse gremialmente. El anuncio fue realizado a través de una conferencia de prensa en la sede de la CTA Viedma.

Con la conducción de Ana María Haro en el cargo de secretaria general, Cui.Do acompañará a más de 200 cuidadores domiciliarios, incluso con la posibilidad de atraer a más trabajadores ya que, según la titular de la agrupación, en la Comarca “hay un empadronamiento de 800 personas en este sector”.

En este sentido, Haro convocó a “los compañeros cuidadores, acompañantes terapéuticos y enfermeros de esta labor (estén matriculados o no), para que vengan a afiliarse, porque hoy vamos a representar a todos ellos”.

Si bien todavía faltan algunos pasos para poder conformarse como un gremio, “este es uno muy grande que nos va a permitir abarcar más problemáticas que hoy no son atendidas. Es importante poder formarnos y darle legitimidad a esta agrupación”, mencionó.

“Se armó una comisión directiva que será quienes representen a Cui.Do, se hará una votación el próximo 20 de abril. Hasta ahora, solo habrá una lista y esta comisión tendrá una duración de dos años (2021-2023). Después se volverán a hacer elecciones y esperamos que el día de mañana puedan haber más listas; darle más fuerzas a los compañeros para que vean que estamos creciendo”, aseguró.

Principales reclamos del sector

Ana María Haro también fue consultada sobre las principales problemáticas que hoy trata este sector.

En este sentido, recordó que “cuando nos agrupamos hace un año y medio, lo primero que nos convocó fue que hace 5 años veníamos cobrando 80 pesos la hora. Se logró un aumento de 99,80 pesos en diciembre y en enero aumentaron a 152 pesos, que es lo que hoy paga IPROSS”.

Manifestó que “hemos tenido reuniones con Alejandro Marenco -titular de la obra social-, y aunque entiendo lo que él dice, de que no tenemos una relación directa con IPROSS, sí es verdad que somos los que atendemos a sus usuarios, y no lo dejamos de hacer en toda la pandemia”.

“Después de todo un año cobrar 152 pesos, es hora de revisar eso”, agregó e indicó que hoy “un trabajador no debería estar haciendo una prestación por ese monto”.

Otra de las problemáticas que mencionó, fue que “hay muchas compañeras que se quedaron sin trabajo por contagiarse de Covid-19. Inclusive, muchas siguieron trabajando pero los días que estuvieron aisladas no se los pagaron”.

“Hoy, IPROSS nos exige ser monotributistas, y eso nos pone en una situación de precariedad. Eso no nos ha beneficiado en nada, es una situación difícil”.

Comenta desde tu cuenta de Facebook