Finalmente se habría tratado de un accidente. La Justicia espera la recuperación de la víctima, que está en buen estado de salud, para conocer los detalles de lo sucedido el miércoles por la tarde en el barrio Vidriera de Allen.

El detenido fue liberado esa misma noche tras no encontrarse pruebas en su contra. Incluso familiares del niño de 5 años que sufrió graves quemaduras, pidieron disculpas en las redes sociales por haber acusado desde el primer minuto al hombre, asegurando que él no tienen responsabilidades en el hecho.

La fiscal Julieta Villa sostuvo que no se hallaron elementos para imputar al hombre, por lo que recuperó la libertad.

Es que minutos después del hecho, fue el propio padre de la víctima la que sostuvo en diálogo con la radio cipoleña LU 19 AM 690, que «yo estaba laburando a unas casas de la casa de mi hermana y llegó corriendo mi sobrina diciendo que un tipo le tiró un poco de alcohol a mi nene y le prendió fuego con un encendedor».

No obstante, con el correr de las horas, y con más calma tras lo sucedido, familiares de la víctima aseguraron a la Justicia que una de las niñas había manifestado que en realidad el sujeto acusado vio como el niño ardía en llamas e intentó ayudarlo. Todo habría sido un accidente, en un juego entre los pequeños.

Uno de los familiares del niño accidentado pidió disculpas en las redes sociales por el escrache social, con nombre y apellido, que hicieron sobre el sujeto acusado.

Por su parte, el niño se recupera favorablemente, aunque aun permanece internado en el Hospital Francisco López Lima de Roca, donde fue trasladado de urgencia el pasado miércoles.

Fuente: La Súper Digital

Comenta desde tu cuenta de Facebook