El caso tiene antecedente de viaje a Ecuador. Además, este domingo se informó la muerte de una santafesina que contrajo la variante Manaos y no tenía antecedentes de viaje.

El Ministerio de Salud de la Provincia de La Pampa confirmó un caso de la cepa de Gran Bretaña del SARS-CoV-2 (variante B 1.1.7) en un residente de Colonia 25 de Mayo que había viajado a Ecuador. 

Según indicaron, esta persona se encuentra en buen estado de salud, guardó el aislamiento recomendado y que terminó su período de contagio. 

«Se trata de un caso aislado ya que no se registraron otros eventos relacionados, ni aumento de casos de la COVID 19 en la localidad. No obstante, se mantiene el alerta en la vigilancia de la enfermedad», indicaron.

Se estima que la cepa originada en el Reino Unidos tiene un mayor poder de contagio, entre el 30 y el 70 por ciento, y un mayor mortalidad, entre 30 y 100, según distintos estudios científicos.

La cepa británica apareció por primera vez en el Reino Unido a principios de diciembre de 2020, y luego se extendió a los Estados Unidos, Irlanda, Francia, Grecia, España, Alemania, los Países Bajos, Bélgica, Italia, Rumania, Polonia, Turquía, Chipre, Portugal e India.

No obstante, estudios recientes indican que la variante se expandió meses antes, a partir de septiembre, al menos por 15 países.

Una mujer murió por la cepa brasilera Manaos en Santa Fe

Una mujer de la localidad de Rafaela, provincia de Santa Fe, contrajo la variante Manaos del SARS-CoV-2 (cepa Amazonas o P1) y falleció en el hospital de la capital de la provincia, según se informó este domingo 4/4 al mediodía. La paciente no tenía antecedentes de viaje.

La cepa Manaos es considerada como el factor principal del importante rebrote que complicó la situación sanitaria en Brasil. La variante, que ya circula en la Argentina, posee capacidad de de reinfectar a quienes ya fueron pacientes de Covid-19, mientras que implica un poder duplicado de contagio.

De acuerdo con un estudio llevado adelante por científicos de las universidad de San Pablo (USP) y de la Universidad de Oxford, Reino Unido, indica que la peligrosa cepa fue distribuida por Brasil por medio de los viajes aéreos.

La cepa brasilera es entre 1,4 y 2,2 veces más transmisible que las cepas que lo precedieron, de acuerdo con investigadores del Centro Brasil-Reino Unido para el Descubrimiento, Diagnóstico, Genómica y Epidemiología de Arbovirus (Cadde).

En cuanto a la variante británica, se estima que la misma es más contagiosa entre un 30 y un 70 por ciento, además de provocar infecciones más largas, que sobrepasan los once días. Además, se estima que la cepa británica conlleva una mayor letalidad.

Comenta desde tu cuenta de Facebook