Las temperaturas cálidas del centro del país comenzarán a bajar el jueves con lluvias y tormentas. Así lo precisó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) que pronosticó fuertes cambios en el clima para el fin de semana cuando ingrese una masa de aire frío desde la Patagonia que alcanzaría una mínima entre 5 y 10 grados en la región central del país.

Las altas temperaturas que desde el fin de semana afectan a casi todo el país continuarán por lo menos hasta este miércoles cuando una masa de aire frío ingrese desde la Patagonia provocando un descenso en las marcas térmicas y precipitaciones, según precisó hoy el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El aire cálido y temperaturas levemente superiores a las habituales para esta época del año afectan “desde el fin de semana a gran parte del territorio nacional, incluso a la Patagonia”, afirmó Cindy Fernández, meteoróloga del organismo en diálogo con Télam.

En este sentido precisó que “en el norte patagónico se registraron temperaturas cercanas a los 30 grados” y que “en gran parte de Argentina el promedio fue entre los 25 y los 30, marcas que se van a seguir manteniendo unos días”.

El miércoles, una masa de aire frío afectará a la Patagonia argentina y comenzará a avanzar hacia el norte, lo que provocara que el jueves deje efectos sobre la región central del país y que llegue al norte hacia el viernes, explicó la especialista.

Este avance dejará a su paso “un descenso de temperaturas que en la región central de Argentina pueden alcanzar los 5 o 10 grados de mínima” y también “lluvias y tormentas”.

En la región, se esperan para mañana (6/4) más de 30°, pero para el miércoles se pronosticó -desde la AIC- una máxima de 26° que comenzará a descender desde el miércoles. El viernes, la máxima será de 19°.

Además precisó que las marcas térmicas máximas que se prevé que mañana alcancen los 28 grados, descenderán a los 22 o 23, mientras que las mínimas, que hasta el miércoles rondan los 20 grados, se ubiquen cerca de los 15.

Comenta desde tu cuenta de Facebook