UPCN irrumpió en un acto oficial y anunció que empezarán a escrachar ministros porque «esta gente se metió en la casa de cada uno de los trabajadores».

Se repitió hoy, en Viedma, una protesta similar a la que se registró días atrás en la Zona Andina: un grupo de trabajadores de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN) irrumpió en la Escuela 30, antes de que comience un acto oficial en el que se esperaba la presencia de la Gobernadora Arabela Carreras, para exigir una mejora salarial y cuestionar el trato desigual que se aplica a los distintos sindicatos estatales. 

Si bien hubo momentos de tensión con padres y funcionarios presentes, la protesta no pasó a mayores. El secretario General, Juan Carlos Scalesi, aseguró que «esto es lo que nos está pidiendo la gente». 

En ese marco, afirmó que las medidas de protesta comenzarán a ser más duras y anunció el inicio de «escraches nocturnos» en las viviendas de los funcionarios públicos.

«Como esta gente se metió en la casa de cada uno de los trabajadores, vamos a empezar a ir a visitar a los ministros y algunos funcionarios a la casa, a la noche. Vamos a ir a escrachar, por lo menos a decir que hay gente que no puede comer. Yo puedo, tengo un bienestar, mis hijos, un buen ingreso. Pero hay trabajadores que no lo tienen», afirmó.

«Lo bueno es que esto nace de la gente, no lo invento yo ni la mesa directiva. Son los delegados, colaboradores y afiliados. Todos están colaborando para que todo sea un poco mejor y para tener dignamente un sueldo que la gente pueda vivir y comer un poquito más, no les pedimos más que eso», agregó. 

Consultado sobre la legalidad de esos actos y la posibilidad de que existan denuncias penales, Scalesi aseguró no tener miedo.

«Me hicieron miles de denuncias y nunca me encontraron ni siquiera sucia la uña del dedo. A mí no me metieron preso por haber roto nada, ni por haber lesionado a un policía ni por haber sitiado a una fiscal ni haber roto todo en un municipio. Nosotros no rompimos nada», aclaró comparando el comportamiento de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

«En esta escuela no rompimos nada. Hicimos una protesta. No somos de encarar a la policía o a la custodia porque son trabajadores como nosotros. La ministra quería hablar conmigo pero la verdad es que es una vergüenza porque desde 2019 a la fecha nunca nos atendió. Le digo no, cerrá el pico, ahora no hablemos. Después llegó el ministro de Economía y dice que está la función pública. Le digo no nos corrés más con eso porque cuando vamos al Consejo de la Función Pública tienen hecha hasta el acta», cuestionó. 

Finalmente, Scalesi le pidió austeridad a la gobernadora Carreras en sus propios gastos y mayor sensibilidad con la situación de los estatales.

«La verdad es que podría viajar menos en avión para ahorrar plata y dársela a los que más necesitan», disparó.  

Fuente: VDM

Comenta desde tu cuenta de Facebook