La gobernadora Arabela Carreras convocó para este miércoles 5/5 al Consejo de la Magistratura para tratar la renuncia de la jueza Zaratiegui por lo que se estima que también se sumará la dimisión de Mansilla. El colectivo de mujeres #AcaEstamos pide que se respete la representación de género y plantea que podrían elegirse dos mujeres.

El juez Enrique Mansilla renuncia a su banca en el Superior Tribunal de Justicia (STJ) para jubilarse y deja libre el segundo espacio en el máximo tribunal de Río Negro, luego de la renuncia de su par Adriana Zaratiegui por los mismos motivos.

La gobernadora Arabela Carreras convocó para este miércoles 5/5 al Consejo de la Magistratura para tratar la renuncia de la jueza Zaratiegui por lo que se estima que también se sumará la dimisión que confirmó a un medio regional el barilochense el pasado viernes 30/5. 

De esta manera, Carrera y el Consejo ampliado tendrán que renovar dos vocales que deberán garantizar la representación equilibrada de las distintas regiones judiciales y entre los géneros. 

Tanto Mansilla como Zaratiegui fueron notificados por la Anses, para que acepten la jubilación con el beneficio del 82% móvil o se mantengan en sus cargos pero pierdan ese beneficio jubilatorio cuando decidan retirarse. Todavía resta conocer la decisión de la jueza Liliana Piccinini, también intimada por el organismo previsional.

La incorporación de mujeres al máximo tribunal fue impulsada por el ex Gobernador Alberto Weretilneck en 2013 cuando amplió la composición de 3 a 5 miembros y estableció la representatividad por regiones. 

Las renuncias generan expectativas y debates en Viedma y Bariloche. El diario Río Negro informa en su edición de hoy que, desde el entorno de Carreras, aseguran que la mandataria seguirá con esta premisa y tiene expectativas que al menos una de las dos vacantes sea ocupada por una mujer, para garantizar que se mantenga la proporción de género en el máximo tribunal.

El colectivo de mujeres #AcaEstamos difundió un video en el que piden que la vacante de Zaratiegui sea ocupada por otra mujer y plantea que, con la nueva vacante, incluso podría elegirse a dos mujeres.

«En Río Negro, el tema del cupo femenino tiene algo más de dos décadas» informaron para agregar que «la necesidad de impulsar que las mujeres circulemos por espacios institucionales donde se toman decisiones importantes y se ejerce poder nos hizo dar esa batalla en distintas esferas. Siempre hubo resistencias pero avanzamos».

«Es urgente entender que la vacante que deja una jueza en el STJ no se negocia, le pertenece a una mujer aunque esa mujer sea por tradición y estructura alguien que aún tenga ejercicio patriarcal del poder. Aún así su representación será más legítima que la del más aliado varón con perspectiva de género», manifestaron para subrayar que «ahora, con dos vacantes confirmadas les decimos: tiene que ser una mujer, o dos».  

En Bariloche, el alejamiento de Mansilla del STJ genera esperanzas especialmente en el Colegio de Abogados, el sector de donde surgió el magistrado en 2012 cuando asumió en reemplazo de Luis Lutz, tras haber presidido la entidad entre 2005 y 2009.

El Consejo de la Magistratura que definirá las dos vacantes en el STJ está presidido por Carreras e integrado por 12 legisladores (Alejandra Mas, Humberto Marinao, Pablo Barreno y Marcelo Mango, Facundo López, Silvia Morales, Claudia Contreras, Soraya Yahuar, Norberto Blanes, Sebastián Caldiero, Juan Cides y Julia Fernández) y 12 representantes de los Colegios de Abogados de Viedma, Roca, Bariloche y Cipolletti. 

Comenta desde tu cuenta de Facebook