El tanque de agua domiciliario es un elemento fundamental, ya que permite contar con un reservorio particular de agua potable que brinda autonomía y asegura el suministro ante contingencias en el servicio.

Por ello, desde Aguas Rionegrinas se destaca su importancia y recuerda los cuidados que se deben realizar. 

Un hogar que cuente con un tanque de reserva de agua tendrá autonomía suficiente para asegurar el recurso por al menos 10 años si hubiera algún inconveniente en la prestación del servicio. En estos casos se recomienda ser cautos en el consumo y evitar el uso excesivo del agua potable. 

Es importante remarcar que un tanque bien instalado debe contar con una tapa que lo cierre herméticamente para evitar el ingreso de elementos extraños, siendo fundamental realizar la limpieza semestral del mismo por parte del propietario. 

Desde Aguas Rionegrinas recomendamos al menos  dos limpiezas al año, y para esto, el invierno es la época ideal para realizarlas ya que se registra un menor nivel de consumo de agua potable en la red. 

Recordamos que, según el Reglamento del Usuario de Aguas Rionegrinas, toda vivienda debe  contar con un tanque de reserva domiciliario. 

Comenta desde tu cuenta de Facebook