Los huesos fueron hallados debajo del contrapiso de una vivienda ubicada en pleno centro de Allen. Estaban enterrados a casi un metro de profundidad. Interviene la Policía y el cuerpo de Criminalística.

Albañiles que trabajaban sobre los cimientos de una casa en remodelación, en pleno centro de Allen, encontraron restos óseos debajo de un contrapiso. El sorpresivo hallazgo ocurrió el domingo, tras concretar una excavación.

Por estas horas, los investigadores policiales se encuentran retirando el material óseo del domicilio -ubicado sobre calle Tomas Orell, entre Juan B. Justo y Roca- para establecer si son huesos humanos o corresponden a un animal. Al parecer, llevarían mucho tiempo en ese lugar, informó el portal AN Allen.

Por el hallazgo, se encuentran trabajando personal de la Comisaría Sexta de Allen y peritos del Gabinete de Criminalística. También interviene la fiscalía, ya que se inició una causa judicial.

Enterados del extraño hallazgo, algunos vecinos revelaron a AN Allen las experiencias paranormales que vivieron algunos en ese lugar. Una versión indica que niños que habitaron la casa habrían manifestado que en algún momento vieron a una «mujer fantasmal» merodeando la vivienda.

También un hombre que alquiló la casa en cuestión hace algunos años atrás, aseguró que siempre oía ruidos extraños que le llamaban la atención y no lo dejaban descansar.

Anoche, cuando supieron del hallazgo, un escalofríos les recorrió el cuerpo y los dejó sin palabras.

Como una medida preventiva, se clausuró la habitación de la casa en la que fueron encontrados los restos óseos hasta tanto concluyan las pericias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook